domingo, 14 de diciembre de 2014

SULCAVILCA: PATRIMONIO CULTURAL DE MALA EN PELIGRO

Los primeros estudios de la arqueología peruana emplearon el término ‘RUINAS’ para denominar a las edificaciones de nuestras pretéritas culturas. Los arqueólogos modernos evitan usar ese vocablo para referirse a los monumentos arqueológicos pues consideran que usarlo “suena a algo despectivo” y que, en todo caso, deben llamarlos Huacas, Vestigios o Sitios arqueológicos, pero jamás referirse como ‘ruinas’ a estos monumentos de siglos o miles de años de antigüedad. Una necesaria aclaración.

Amigos del blog tomen un segundo de su valioso tiempo para que, antes de leer esta columna, clickeen en los ANUNCIOS comerciales que aparecen en esta página. Con cada click sobre los anuncios, Google me reconocerá un plus en céntimos de soles, por lo que a MÁS clicks estarán apoyándome a crear un fondo para, algún día, publicar mi libro. Gracias.

ES SULCAVILCA, NO ‘EL SALITRE’

Los tempranos estudios de este centro arqueológico1, ubicado en el sector sur del macizo Pico Negro y del Apu protector del valle de Mala, se efectuaron en la década de 1940. Al desconocer su nombre original fue denominado con el topónimo que dominaba el entorno: la cercana hacienda colonial “El Salitre”, hoy desaparecida. Con esta denominación fue registrado en el catastro del Instituto Nacional de Cultura, nombre con el que aún persiste a la fecha. El nombre ancestral de este sitio arqueológico es Sulcavilca2, tal como fue documentado en crónicas coloniales, corroborado por historiadores y por los estudios de los últimos arqueólogos que trabajaron en el área en la primera década del siglo XXI.
Por tal razón, coterráneos maleños, al referirse a este centro arqueológico inca es menester emplear su denominación quechua: SULCAVILCA, cuyo significado está relacionado directamente a su origen y vinculación al centro ceremonial Pachacámac.


ESTADO ACTUAL DE SULCAVILCA
Es lamentable el actual grado de abandono de este antiguo centro religioso. De los cuatro3 sectores que lo conformaban sólo perdura a duras penas el icónico templo inca asentado sobre el macizo.
Sector del Templo, obsérvese los daños ocasionados por visitantes
La apatía de las autoridades competentes, el irrespeto de los visitantes, las condiciones climáticas e intereses particulares contribuyen a que este monumento arqueológico que es parte de nuestro pasado histórico y de nuestra identidad vaya desapareciendo.

"Deportistas" ciclistas de verano devastan la pirámide escalonada

Los sectores de viviendas y cementerio han sido arrasados. La pirámide escalonada y el pozo ceremonial están desapareciendo bajo las ruedas de ciclistas y motociclistas de verano.


Irrespeto a nuestro pasado histórico
SITUACIÓN LEGAL DE LA ZONA ARQUEOLÓGICA SULCAVILCA
Extrañamente este centro arqueológico NO4 contaba con resolución alguna que lo protegiera como patrimonio cultural y, por ende, resguardara de los depredadores.
Recién en octubre de 1999 la Comisión Técnica de Arqueología del Instituto Nacional de Cultura recomienda declarar "Patrimonio Cultural de la Nación" a esta Zona Arqueológica considerando un área de 31 Ha. + 5,237 m2 y un perímetro de 2,253.502 ml.

RESOLUCIONES DEL INC
1. La recomendación de la Comisión Técnica de Arqueología del año 1999 sólo fue tomada en parte. El 17 de diciembre de 2004 el Instituto Nacional de Cultura emite la Resolución Directoral Nacional Nº 1380/INC en el que declara "Patrimonio Cultural de la Nación" a la Zona Arqueológica El SalitreLa resolución, a diferencia de la recomendación inicial, considera sólo un área de 20.62 Ha. y un perímetro de 1991.41 ml. También dispone se la inscriba en Registros Públicos y en el Sistema de Información Nacional de los Bienes de Propiedad Estatal (SINABIP) como Patrimonio Cultural de la Nación.
2. Pero luego ocurre algo sorprendente. El 4 de mayo 2009 el Instituto Nacional de Cultura emite la Resolución Directoral Nacional Nº 696/INC en la que dispone modificar la clasificación de la zona arqueológica El Salitre establecida en la R.D.N. Nº 1380/INC. Cambian de clasificación de “Zona Arqueológica” a “Sitio Arqueológico”. Pero lo más extraño y grave es que esta resolución ordena dejar sin efecto dos artículos (2º y 4º) de la Resolución Nº 1380. De esta manera ANULA la aprobación del plano perimétrico del área (20.62 Ha. y 1991.41 ml de perímetro) y evita su inscripción en Registros Públicos y SINABIP como Patrimonio Cultural de la Nación. 


  SOSPECHOSA RDN Nº 696/INC AÑO 2009 ¿SECUELA DE RESOLUCIÓN DE ALCALDÍA?
   En el año 2008 la Municipalidad de Mala emitió la Resolución de Alcaldía N° 145-A-2008/MDM de fecha 12 febrero 2008 en el que resuelve asignar la condición de uso temporal o vacacional a la de Habilitación Urbana para Vivienda denominada Playa Las Totoritas.



   Es lícito pensar (sospechar) que, valiéndose de esta Resolución de Alcaldía, personas interesadas en tráfico de tierras con influencias en el gobierno hayan gestionado en el INC, actual Ministerio de Cultura, la modificación de la R.D.N. Nº 1380/INC del 17 de diciembre de 2004.


SULCAVILCA NO ES PATRIMONIO CULTURAL DE LA NACIÓN

Como se puede apreciar, la R.D.N. Nº 696/INC del 4 de mayo de 2009 deja en el completo desamparo al icónico centro arqueológico del valle de Mala pues esta Resolución señala intrínsecamente que este sitio arqueológico 
NO es Patrimonio Cultural de la Nación y contradice la Ley Nº 28296 (Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación) que a la letra dice: “Se entiende por bien integrante del Patrimonio Cultural de la Nación a toda manifestación del quehacer humano –material o inmaterial- que por su importancia, valor y significado paleontológico, arqueológico, arquitectónico, histórico, artístico, militar, social, antropológico o intelectual, sea expresamente declarado como tal o sobre el que exista la presunción legal de serlo. Dichos bienes tienen la condición de propiedad pública o privada con las limitaciones que establece la presente Ley” que, supuestamente, protege a todos los sitios arqueológicos del país.  
Ante la completa apatía por la conservación de sitios arqueológicos ubicados en el Distrito de Mala y la sospechosa emisión de la Resolución de Alcaldía N° 145-A-2008/MDM de fecha 12 febrero 2008, al parecer prevalecen los intereses subalternos sobre nuestra cultura, por lo que parte del pasado histórico y de nuestra identidad están desapareciendo. ¿Podrán recuperarse?

Este informe es nuestra colaboración para que las nuevas autoridades de la Municipalidad distrital tomen conocimiento de la situación y deberán asumir la gran responsabilidad de gestionar la protección y recuperación del abandonado centro arqueológico.


PENOSOS ANTECEDENTES
En Mala ya tenemos un amargo antecedente. 
En el valle floreció, en el  Período Intermedio Tardío (1100 d.C.-1470 d.C.), una extensa ciudadela pre-inca asentada en las laderas de La Rinconada, la cual fue explorada fugazmente por un sacerdote5 aficionado a la arqueología en 1933, pero ante el total desamparo fue devastada6 con tractores entre las décadas de 1960 y 1970.

¿Ocurrirá lo mismo con Sulcavilca? Si todo monumento arqueológico es intangible, cabe preguntarnos ¿por qué las autoridades locales con apoyo del Ministerio de Cultura no intentan recuperar y poner en valor este lugar que se va extinguiendo de manera irreversible?

NOTAS
1   Es detallado en el parágrafo ‘6.6.1 Estudios del sitio arqueológico de Sulcavilca’ del Capítulo 6 de la sección ‘Mala en la Historia’ del libro de mi autoría “Mala-Valle Generoso, Pueblo Milenario” (http://malagenerosa.blogspot.pe/2013/08/el-libro.html).
2   Explicado con el debido sustento en parágrafo ‘6.6.3 Origen del Centro Ceremonial Sulcavilca’ del Capítulo 6 de la sección ‘Mala en la Historia’ del libro “Mala-Valle Generoso, Pueblo Milenario”. El significado del nombre está vinculado a Pachacámac, como se detalla en:  http://malagenerosa.blogspot.pe/2016/10/el-hermano-menor-de-pachacamac.html.
3   En el parágrafo ‘6.6.1  Estudios del sitio arqueológico de Sulcavilca’ del Capítulo 6 de la sección ‘Mala en la Historia’ del libro “Mala-Valle Generoso, Pueblo Milenario” se presentan dos (2) estudios del lugar.
4   En el portal web de la Municipalidad y diversas publicaciones consideran erróneamente a la Resolución Ministerial Nro. 295-87-ED del 26 de junio 1987, como la norma legal que ampara al centro arqueológico ‘El Salitre’. Es un lapsus, pues este documento se refiere solamente a la zona adyacente al cerro Salazar.
5    El sacerdote registró sus impresiones en un libro publicado en 1935. Las sorprendentes características del lugar le permitieron teorizar que esta ciudadela fue la residencia de un personaje mitológico surgido de la pluma de Garcilaso (lo tratamos en el Capítulo 6 de la sección ‘Mala en la Historia’ y en el Apéndice “Malla” del libro “Mala-Valle Generoso, Pueblo Milenario” http://malagenerosa.blogspot.pe/2013/08/el-libro.html)
6   En el parágrafo ‘5.2.3  La Rinconada’ del Capítulo 5 de la sección ‘Mala en la Historia’ del libro “Mala-Valle Generoso, Pueblo Milenario” se hace una descripción del antiguo lugar.

AVISO
    Agradeceré amigos lectores, en caso llegaran a emplear mis notas para labores de estudio u otros intereses, sírvanse indicar al autor del blog como su fuente de información (en consideración a la propiedad intelectual).



sábado, 1 de noviembre de 2014

LAS HACIENDAS EN EL VALLE COSTERO DE MALA


Pedro de Alconchel1 recibió como concesión la encomienda de Chilca y Mala. Estableció el ‘asiento’ que devendría en el actual pueblo de Mala al borde del milenario camino costero que los hispanos denominaron ‘Camino Real’ (ver “Mala, un pueblo de milenarias raíces” http://malagenerosa.blogspot.pe/2014/06/mala-un-moderno-pueblo-milenario.html). 
El encomendero distribuyó las tierras y favorecido por su cargo se apoderó de las mejores en las denominadas ‘tierras de españoles’. A los primigenios pobladores se les autorizó el uso de las ‘tierras de indios’, arrinconados en las estribaciones de la cordillera occidental. Después de la muerte del encomendero, sus descendientes continuaron con el usufructo de las tierras, entre ellos un hijo2 mestizo y bastardo procreado con una ‘india’ maleña. La presencia de la familia Alconchel en el valle concluiría con uno de sus nietos. 
Posteriormente Joaquín de Asín e Irigaray3 y sus descendientes fueron parte de otra familia de raíces hispanas de gran influencia socio-económica en el valle de Mala.

Casa Hacienda de La Rinconada (en la parte superior)
Amigos del blog tomen un segundo de su valioso tiempo para que, antes de leer esta columna, clickeen en los ANUNCIOS comerciales que aparecen en esta página. Con cada click sobre los anuncios, Google me reconocerá un plus en céntimos de soles, por lo que a MÁS clicks estarán apoyándome a crear un fondo para, algún día, publicar mi libro. Gracias.

TRANSFERENCIAS TÉCNICAS Y AGRÍCOLAS
El valle produjo cereales y derivados de la caña azúcar, aunque parezca inverosímil en la actualidad. Las características de las fértiles tierras del valle permitieron a los europeos implantar la siembra e  industria del trigo y de la caña de azúcar (con la técnica de migrantes de la península y de las islas Canarias), además del plátano, olivo, vides y la ganadería. A finales del siglo XIX los trigales y caña de azúcar serían reemplazados por el algodón.

LAS HACIENDAS
En esta apretada sinopsis4 mencionamos sólo ciertas haciendas.

1.   El Señor de la Escala.- Alonso de la Cueva fue un hispano agraciado con parte de las ‘tierras de españoles’ en la misma época de Pedro de Alconchel. De la Cueva denominó a su propiedad ‘El Señor de la Escala’ que a la larga, por sus características de producción, sería considerada como la primera hacienda de esta comarca. Después de pasar por varios dueños, siglos después la hacienda desapareció y al área que ocupaba es conocido en la actualidad como Escala Baja y Escala Alta.

2.   La Rinconada y Lumbreras.- Juan de Lumbreras fue un comerciante que logró amasar gran fortuna y adquirió muchas propiedades, entre ellas dos heredades en Mala. A uno denominó fundo “Lumbreras” en la que siembra un bosque de olivares (hoy desaparecido por completo) y al otro lo llamó “La Rinconada”. Este fundo llegaría a ser propiedad de la familia de Asín en la segunda mitad del siglo XIX. “La Rinconada”, aparte de su rendimiento agrícola, fue muy reconocida por la cría y producción de bravíos toros de lidia. La imagen de arriba muestra la antigua casa-hacienda en una fotografía del siglo XIX. La siguiente es del edificio de las oficinas administrativas y de la desmotadora de algodón, en esta composición la imagen de la izquierda fue captada en las primeras décadas del siglo XX y la de la derecha a fines del mismo siglo.

Los restos actuales de este edificio son presentados
equivocadamente como la antigua casa hacienda
Estampa de los bravíos y famoso toros de lidia de La Rinconada

  
Apostilla. (El vasco Nicolás Sáez de Elola, natural de Azpeitía, ocupó las tierras del sector nor-oriente del valle sobre la margen derecha del río Mala, en las épocas de Pedro de Alconchel. A inicios del siglo XVII en el valle de Mala, aparte de los descendientes del encomendero, existían propietarios de tierras como Alonso de la Cueva, Juan de Lumbreras, Beltrán de la Cueva y el dominico Pedro Machado cuya Orden poseía propiedades en la zona conocida como Chuquipampa.)

3.   Bujama y Salitral.- En el siglo XVII existían los fundos Bujama y Salitral. Sus primeros propietarios fueron miembros de una casa de la nobleza española. Los descendientes, incluyendo a uno que compró el título de vizconde, mantendrían la propiedad. A principios del siglo XIX, el fundo Bujama es adquirido por Joaquín de Asín e Irigaray. Los descendientes del navarro, incluyendo a Francisco Retes de los Heros5, formarían parte de la historia de Mala y llegarían a ser los propietarios de casi todo el valle costero hasta poco más de la segunda mitad del siglo XX. De esta familia surgió un héroe6 nacional.  La siguiente fotografía de lo que fue la fastuosa casa-hacienda El Salitre, con los moribundos ficus centenarios, fue captada hace poco tiempo por el autor del blog.


Al transcurrir el tiempo las propiedades se fragmentaron originándose algunas haciendas más pequeñas o fundos como La Laguna, San José del Monte y El Tutumo, entre otros. He aquí algunas imágenes:



Lamentablemente las casas-haciendas de El Señor de la Escala, La Laguna y de Bujama han desaparecido. Esta última estuvo ubicada en Bujama Alta y en ciertas épocas fue visitada por altas autoridades (Presidente de la República y ministros).

NOTAS
1   En los Capítulos 7 y 9 de la sección ‘Mala en la Historia’ del libro de mi autoría “Mala-Valle generoso, Pueblo Milenario”(http://malagenerosa.blogspot.pe/2013/08/el-libro.htmlse detalla lo relacionado a Pedro de Alconchel y descendientes.
2   En el Capítulo 10 del libro “Mala-Valle generoso, Pueblo Milenario” se da cuenta sobre el hijo bastardo del encomendero (http://malagenerosa.blogspot.pe/2013/08/el-libro.html).
3   En el Capítulo 10 del libro “Mala-Valle generoso, Pueblo Milenario” se detalla cada hacienda y datos biográficos de los propietarios.
4   En los Capítulos 9 y 10 de la sección ‘Mala en la Historia’ del libro “Mala-Valle generoso, Pueblo Milenario” se detalla con minuciosidad el proceso.
5   Este personaje casó con dos hijas de Joaquín de Asín Irigaray (cabe mencionar que Francisco Retes de los Heros enviudó del primer matrimonio).
Como este héroe nacional pasó parte de su vida en la hacienda Bujama se hace una semblanza en el Capítulo 14 de la sección ‘Mala en la Historia’ del libro “Mala-Valle generoso, Pueblo Milenario”.

Amigo lector, haciendo CLICK en los ANUNCIOS que aparecen en la página es una forma de apoyarme para conseguir publicar mi libro.
AVISO
Agradeceré amigos lectores, en caso llegaran a emplear mis notas para labores de estudio, se sirvan indicar mi blog como su fuente de información (en consideración a la propiedad intelectual).

domingo, 3 de agosto de 2014

MALA: PUNTO DE ENCUENTRO (O DESENCUENTRO) DE PIZARRO Y ALMAGRO

Mala fue sede de un evento de trascendencia en el Período Colonial Temprano,




pero los historiadores sólo destacan al pueblo de forma marginal o circunstancial y no detallan las acciones o hechos acontecidos en el lugar. Nos referimos a la reunión concertada en nuestro valle entre Francisco Pizarro y Diego de Almagro para zanjar sus querellas. Al rescatar este episodio de nuestra historia hemos recopilados cronológicamente las incidencias, descritos en un capítulo del libro1, desde el inicio de las negociaciones en el Cuzco pues es necesario para establecer el contexto. Indicamos la designación del lugar, elección del árbitro, los movimientos de tropas en el valle, gestación de emboscadas hasta el abrupto desenlace en Mala. Les presento una sinopsis del capítulo mencionado.

Amigos del blog tomen un segundo de su valioso tiempo para que, antes de leer esta columna, clickeen en los ANUNCIOS comerciales que aparecen en esta página. Con cada click sobre los anuncios, Google me reconocerá un plus en céntimos de soles, por lo que a MÁS clicks estarán apoyándome a crear un fondo para, algún día, publicar mi libro. Gracias.

RESEÑA

Cuando arribaron a estas costas, los aventureros hispanos hallaron el territorio inmerso en una fratricida guerra interna. Esta situación, además de poseer armas como el arcabuz, la espada, el caballo y la colaboración de descontentos pueblos aborígenes les facilitó la llamada “conquista” del Imperio Inca. Tan solo cinco años después la historia se repetiría y esta vez ellos serían los protagonistas.
Francisco Pizarro, hábilmente, había obtenido mercedes personales a través de la firma de la Capitulación de Toledo, esto se reflejó en la repartición de territorios y riquezas del imperio subyugado. Pizarro se asignó la gobernación del rico territorio que llamó Nueva Castilla y las yermas tierras del sur, nombrada Nueva Toledo, fueron para Diego de Almagro. Las diferencias se incrementaron cuando Almagro, después de efectuar una expedición a su gobernación, vuelve frustrado e ingresa al Cuzco en abril de 1537 y se apodera de esta ciudad declarando que la pertenece. Se inicia el conflicto.

NEGOCIACIONES

En agosto de 1537 se iniciaron las conversaciones en el Cuzco, Almagro señala que el límite norte de su gobernación debería ser Mala y en octubre llega a Chincha con su tropa, donde funda Ciudad de Almagro y allí establece su cuartel. Los emisarios de Pizarro y Almagro se reúnen, alternativamente, en ciudad de Los Reyes y ciudad de Almagro. Los comisionados acuerdan como lugar de reunión al equidistante pueblo de Mala. Designan como árbitro a fray Francisco de Bobadilla, quien se encontraba en Mala. Bobadilla inicia un intercambio de comunicados con los gobernadores indicándoles las pautas a seguir. Después de varios incidentes, finalmente Pizarro y Almagro se reúnen en Mala el día 14 de noviembre de 1537.

EL ENCUENTRO

"El 14 de noviembre las tropas de los caudillos rivales se concentran en dos puntos opuestos del valle de Mala, establecidos previamente por el árbitro. Mientras tanto, Pizarro y Almagro escoltados cada uno por un reducido número de alabarderos, se aproximan al sitio acordado para la reunión. "
¿En qué lugar se encontraron los dos gobernadores?
Desde hace años en el distrito circulan comentarios y publicaciones que de manera algo vaga se refieren a este suceso. A continuación veamos unos párrafos extraídos textualmente de dos revistas que, coincidentemente, fueron publicadas en el mismo mes y año:

a.     ‘[…] entrevista2 que tuvo lugar el 13 de noviembre de 1537 en el lugar llamado “Puente Reyes”, ubicado en el actual Anexo de La Huaca’.

Esta versión es de hace muchos años, la vengo escuchando desde mis épocas de estudiante de primaria en la desaparecida y recordada Escuela Fiscal de Varones Nro. 453. Como es de conocimiento, el lugar original del puente conocido como Puente Reyes no se ubicó en La Huaca, además el día señalado como el de la ‘entrevista’ es inexacto. Es, pues, un relato impreciso y sin sustento.

b.     ‘[…] en el mirador preincaico3 que se ubica sobre el mar (sic), en la zona hoy denominada Las Totoritas, se reunieron en 1537 Diego de Almagro, que regresaba desilusionado de Chile, y Francisco Pizarro, […]’

Respecto a esta teoría, debemos aclarar que el lugar al que llaman ‘mirador preincaico’ son vestigios de un templo ceremonial que se encuentran sobre un promontorio en el sector norte de la playa Las Totoras y forman parte del complejo arqueológico Sulcavilca, el cual NO es pre-inca.
El acceso al templo es dificultoso dada su empinada locación y, según las premisas del árbitro, el lugar no tenía las condiciones para el encuentro de los gobernadores. También recordemos que, en tanto lugar sagrado indígena, este templo fue considerado sitio pagano por los doctrineros católicos quienes, después del saqueo, ordenaron su devastación. Al igual que la versión anterior carece de fundamento.

LUGAR DE REUNIÓN

"Primero llegó Pizarro al sitio acordado y luego lo hizo Almagro con, según lo dispuesto, doce alabarderos cada uno como sus escoltas. Bajo el umbral del recinto donde se realizaría la trascendental reunión y ante la mirada del árbitro Bobadilla los dos enemistados gobernadores se abrazaron. Sin quitarse el yelmo, Pizarro lo hizo demostrando pocas ganas y luego…"
Las investigaciones nos han permitido precisar el lugar donde se realizó la conferencia de los gobernadores, por tal razón afirmamos con propiedad que las dos versiones o teorías presentadas en el parágrafo anterior son inexactas. Asimismo, las documentaciones intercambiadas durante el proceso en aquel año de 1537 confirman la existencia del asiento4 de Mala, ya con el nombre castellanizado5 tal como expusimos en artículos previos.

Este trabajo será de gran utilidad para el estudiantado y la colectividad interesada en la historia de Mala. En el contenido total del libro, cuya portada se muestra, encontrará material y fuentes bibliográficas que les permitirán emprender futuras indagaciones. Y la potencial y naciente área turística distrital dispondrá de elementos muy bien fundamentados para mostrar los lugares históricos del valle.
Amigos lectores, esperando sepan reconocer y valorar el tiempo y esfuerzos empleado para concretar este arduo trabajo intelectual, recurro a su comprensión por no proporcionarles más información al mantener la reserva de autoría hasta lograr la publicación de mi libro (estoy en búsqueda de auspiciador), mientras tanto anhelo seguir contando con su atención e interés en este blog.

DESENLACE

Después del fugaz encuentro de Pizarro y Almagro en Mala (o desencuentro por los incidentes suscitados en la conferencia), Bobadilla emitió su laudo. El fallo no satisfizo a Diego de Almagro quien, desconociéndolo, abandona Chincha y emprende camino al Cuzco. El naciente pueblo de Mala fue el lugar donde, en la práctica, se inició la Guerra Civil entre los autodenominados conquistadores. Algunos meses después Diego de Almagro sería ejecutado, 8 de julio de 1538, en Cuzco y Francisco Pizarro fue asesinado en ciudad de Los Reyes el 26 de junio de 1541.

Evitemos difundir informaciones erróneas, sin sustento o mal formuladas, pues sólo contribuyen a crear confusión en el joven estudiantado.

NOTAS
1   El tema ha sido desarrollado minuciosamente en el Capítulo 8, sección ‘Mala en la Historia’ del libro de mi autoría “Mala-Valle generoso, Pueblo Milenario” (http://malagenerosa.blogspot.pe/2013/08/el-libro.html).
2   Revista “Avanza Mala” (julio 2007) y reiterado en el boletín “Breve historia y realidad del distrito de Mala” el 2008, ambas publicadas por la Oficina de Imagen y Prensa de la Municipalidad Distrital de Mala. Este equivocado concepto se mantiene en el portal municipal y ha rebotado en diferentes páginas de la web.
3   “RP”, Revista Profesional-Turismo y Desarrollo Humano (julio 2007) de Klim Kafra (Clímaco D. Campos Franco).
4   Ver el artículo anterior “Mala, un moderno pueblo milenario”.
5   Ver en el archivo de este blog, tomando como guía el título “Año Uno” (7 abril 2014), los artículos publicados sobre la etimología del topónimo Mala.

Amigo lector, haciendo CLICK en los ANUNCIOS que aparecen en la página es una forma de apoyarme para conseguir publicar mi libro.
AVISO
Agradeceré amigos lectores, en caso llegaran a emplear mis notas para labores de estudio u otros intereses, sírvanse indicar al autor del blog como su fuente de información (en consideración a la propiedad intelectual).

domingo, 1 de junio de 2014

MALA: UN PUEBLO DE MILENARIAS RAÍCES

29 de Junio día de la fiesta patronal de Mala. Muchos confunden esta efemérides religiosa como el Aniversario del pueblo. El día de los apóstoles Pedro y Pablo es una celebración católica que ha sido adoptada y adaptada en Mala a manera de conmemoración al desconocerse la fecha de fundación del pueblo. Es una fiesta religiosa que es celebrada con actividades, algunas de ellas contradicen el ascético y austero predicamento católico,  y con mucha pompa por las autoridades ediles. Sin embargo, por ejemplo, se conoce la fecha de creación política del distrito pero, a pesar de su relevancia histórica, no es rememorada con el mismo boato.  

Sector costero del valle de Mala
REMOTOS ORÍGENES DE MALA

¿Existe alguna información sobre la creación del pueblo? 
¿Cuándo se adoptó la figura del apóstol San Pedro como advocación católica de Mala?

Amigos del blog tomen un segundo de su valioso tiempo para que, antes de leer esta columna, clickeen en los ANUNCIOS comerciales que aparecen en esta página. Con cada click sobre los anuncios, Google me reconocerá un plus en céntimos de soles, por lo que a MÁS clicks estarán apoyándome a crear un fondo para, algún día, publicar mi libro. Gracias.
Recordemos que anteriormente tratamos sobre los remotos orígenes1 de los poblados del valle de Mala.

Algunos vestigios de la existencia de esos asentamientos aún existen en las actuales jurisdicciones de Flores, San Antonio y Mala que atestiguan y demuestran la antigua y común raíz yunga que vinculan a estas poblaciones vecinas.  

MILENARIO ÍCONO MALEÑO
También hemos sustentado que las raíces del primigenio nombre del valle se hallan en la lengua quechua, explicando que las teorías que señalan que el topónimo Mala deriva del supuesto e inexacto ‘vocablo aimara’ Mallac son completamente desacertados, incluyendo sus forzados y absurdos significados
Mala, tal como Lima, mantiene en su castellanizado nombre los rezagos de su nombre quechua original explicado ya en otros artículos. 

INSTAURACIÓN O CREACIÓN DEL ASIENTO DE MALA

Después de fundar ciudad de Los Reyes, Francisco Pizarro inicia la concesión de tierras en forma de encomiendas. El trompeta de campo Pedro de Alconchel, reconocido como ‘héroe’ en una refriega durante la irrupción hispana estuvo presente en la fundación de Jauja y residió en esa ciudad andina hasta fines de 1535 pues, en este año, decide retornar a la ciudad de Los Reyes. Al año siguiente Pedro de Alconchel2 es recompensado con la encomienda de Chilca y Mala en momentos difíciles, pues las fuerzas de Manco Inca oponían seria resistencia a la invasión ibérica y preparaban un ataque final a la capital. En una acción que pudo cambiar la historia del Perú, un grupo de rebeldes incas sitió a la ciudad de Los Reyes pero la indecisión y la traición prevaleció ante los insurgentes. Los combates finales ocurrieron en la segunda mitad de 1536, uno de los últimos3 enfrentamientos tuvo lugar en Mala.


Finalizadas las acciones bélicas el encomendero procedió a ‘reducir’ a los primigenios pobladores de los asentamientos del valle. La concentración de pobladores o ‘reducción’ fue emplazada en el nuevo asiento4 de Mala que fue ubicado al margen del llamado ‘Camino Real’. El asiento fue diseñado al estilo hispano con lotes para viviendas dispuestos en torno a un cuadrado llamado plaza de armas.
De acuerdo a la síntesis precedente y ante la inexistencia de documentos tempranos, podemos colegir que la instauración del ‘asiento’ o ‘reducción de indios’ (raíz del pueblo actual) debió forjarse en la segunda mitad del año 1536. Es de notar, entonces, que el pueblo de Mala está próximo a cumplir su V centuria de creación hispana. Por sus dimensiones, el asiento siempre fue descrito como una sencilla y humilde aldea, inclusive hasta principios del siglo XX.

ADOPCIÓN DE SAN PEDRO COMO ADVOCACIÓN LOCAL

En el proceso de evangelización de los nativos indoamericanos, los frailes católicos tomaron medidas radicales para imponer su doctrina religiosa y conseguir desterrar las ‘creencias paganas’. Destruyeron y saquearon lugares sagrados oriundos en las correrías llamadas ‘extirpación de idolatrías’. Raúl Porras Barrenechea, sabiamente, llamó a estos frailes "arqueólogos al revés". Se construyeron templos sobre los destruidos cimientos de los centros ceremoniales y huacas o alejados de éstos. Las dimensiones arquitectónicas, lujos y riquezas de un templo indicaban el nivel de importancia del lugar. Los hispanos tenían la tradicional costumbre de nombrar a un santo católico como patrón de pueblos o ciudades. Una de las órdenes que evangelizaron la encomienda de Pedro de Alconchel fueron los agustinos. Mala era una pequeña aldea, empleada como lugar de reposo y alojamiento de los viajeros en el Tambo Real del lugar y dispuso de un modesto templo5 de adobes y quincha, techado con cañas y esteras:
Registro Colonial del Tambo de Mala
En crónicas tempranas y documentos virreinales el pequeño asiento fue registrado, siempre, sólo con el ya castellanizado nombre de profundas raíces quechua: Mala. En ningún escrito temprano figura identificado con algún santo patrón6

Registro en Crónica Temprana (siglo XVI) sólo como MALA
A lo largo del virreinato la aldea de Mala estuvo circunscrita a la organización geo-política de Coayllo, un Curato que pertenecía a otra Encomienda. En este lugar, a fines del siglo XVI, los dominicos erigieron una monumental iglesia con una arquitectura de estilos neoclásico y gótico renacentista denominada San Pedro de Coayllo.
A mediados del siglo XVIII ocurrieron una serie de catástrofes climáticas y epidemias en la costa central peruana, cuyas consecuencias determinaron que el curato7 de Coayllo y las autoridades civiles y eclesiásticas se trasladaran a nuestro valle, lo que conllevó a la creación de la Doctrina de Mala. La época virreinal estaba en retroceso y la situación no ameritaba nuevas construcciones, Mala continuó siendo un pequeño poblado.
Es recién en esta época cuando, por primera vez, se registra a la icónica imagen de San Pedro como advocación católica del pueblo de Mala. Ocurrió en la segunda mitad8 del siglo XVIII cuando un cosmógrafo español publica un libro sobre la geografía del antiguo Perú y consigna a nuestro valle como San Pedro de Mala. Años después, un geógrafo y militar hispano publica un diccionario geográfico y registra al valle con similar nombre. ¿Es posible que en el traslado de locación también recalara en Mala el nombre del santo patrón del templo y pueblo de Coayllo? Las publicaciones mencionadas sustentan fehacientemente que el pueblo de Mala, después de ser reconocido a mediados del siglo XVIII como Doctrina o Parroquia (división político-eclesiástico virreinal antecesor al Distrito), recién fue registrado con el nombre de San Pedro.
Pero, tal como sería descrito9 en la segunda década del siglo XX, Mala continuaría siendo una ‘miserable aldea’; recién en la sexta década empezaría a celebrarse la fiesta patronal portando la efigie de San Pedro en procesión hasta la playa "Las Totoras", tal como se estila en la actualidad.

MALA, AMADA TIERRA

Actualmente, en contraste a lo expuesto en los párrafos anteriores, Mala es un distrito vigoroso de dimensiones insospechadas, tanto en la infraestructura urbana como en la densidad poblacional. El valle, con su curiosa forma geográfica rectangular, continúa siendo un oasis que aún verdea en la desértica costa central, lo que debería mejorar la conciencia ecológica de los maleños para su protección, en este caso no deben considerarse límites territoriales puesto que todos los habitantes del valle costero somos maleños.
El Turismo va de la mano con la Historia ¿cómo promocionarás a tu pueblo, a tu valle si la desconoces?

Mala, mi tierra natal
Existe una hermosa canción que en sencillos y sentidos versos trasunta amor al valle generoso y al pueblo milenario de Mala . Es el vals titulado ‘Mala, mi tierra natal’, letra y música de don Francisco Cuya Arias hermano de mi desaparecido suegro Daniel, canción interpretada por Luis Abanto Morales, que rescatamos de los archivos familiares y dimos a conocer el 30 abril 2013 en este blog. Vuelvo a presentarles el videoclip producido y editado por mi hijo Carlos Ricardo; añado el texto para que lo canten con fervor y corazón maleño:

“Con la más dulce y sincera evocación/ hoy canto a mi pueblo mi humilde canción/ pueblito querido/ pueblito del alma / que en tu suelo un día vi la luz del sol/ Hermoso valle/ rincón incomparable/ de eternos manantiales/ donde me crié/ Tus árboles verdes de ricos frutales/ así es mi Mala, mi tierra natal (bis)/ Mala, mi querida tierra/ valle donde yo nací/ al ausentarme de ti juré que yo volvería/ y si algún día mis ojos no vuelven a verte/ en mi último suspiro te diré adiós (bis)”.

Clickear el siguiente enlace para visualizar el videoclip:



 http://www.youtube.com/watch?v=1xiTXJEntTI

NOTAS
1 En el artículo “Año Uno” (http://malagenerosa.blogspot.pe/2014/04/ano-uno.html) del 7 abril 2014 encontrarán una guía para ubicar todas las informaciones históricas y etimológicas publicadas en este blog.
2   No existen documentos que registren la concesión, ni en el A.G.N. y A.G.I.; es probable que hayan sido incinerados después del asesinato de Francisco Pizarro por los almagristas. Según el Mercurio Peruano de 1794 sólo se registran documentos de la secretaría general del virreinato desde el año 1620.
3   Tema desarrollado en el Capítulo 11 de “Mala en la Historia” del libro de mi autoría “Mala-Valle generoso, Pueblo Milenario” (http://malagenerosa.blogspot.pe/2013/08/el-libro.htmlaún inédito.
4   ‘Fundación del asiento de Mala’, desarrollado en el Capítulo 7 de “Mala en la Historia” del libro “Mala-Valle generoso, Pueblo Milenario”
5   La aldea y el templo fueron descritos así desde mediados y hasta fines del siglo XIX, continuaría hasta inicios del siglo XX según se reseña en el Capítulo 15 de “Mala en la Historia” del libro “Mala-Valle generoso, Pueblo Milenario”
6   Sacerdotes de otras órdenes religiosas e inclusive el agustino Antonio de la Calancha, reconocido como uno de los más fanáticos católicos, escribieron sus crónicas sindicándolo sólo con el topónimo Mala.
7   Explicado en el parágrafo ‘Desastre en la Costa Central y creación de la Doctrina de Mala’ del Capítulo 10 de “Mala en la Historia” del libro “Mala-Valle generoso, Pueblo Milenario” (http://malagenerosa.blogspot.pe/2013/08/el-libro.html).
8   Este tema está especificado con nombres y fechas en el Capítulo 10 de “Mala en la Historia” del libro “Mala-Valle generoso, Pueblo Milenario”. Es necesario recordar que en el Perú la práctica devocional a San Pedro recién surgió hace unos ochenta años. Por lo tanto, usar o señalar el 29 de junio como indicador de aniversario de Mala sería una falacia.
9   Capítulo 15 de “Mala en la Historia” del libro “Mala-Valle generoso, Pueblo Milenario” (http://malagenerosa.blogspot.pe/2013/08/el-libro.html).
     AVISO
    Agradeceré amigos lectores, en caso llegaran a emplear mis notas para labores de estudio u otros intereses, sírvanse indicar al autor del blog como su fuente de información (en consideración a la propiedad intelectual).